No Tav – una historia italiana

la escuela s’acabó y como no hay pasta para pagar un babyparking veraniego en estos dias soy ultramama, de 9 de la mañana hasta el ultimo suspiro en la cama.
disfrutamos el solete en el jardin como dos salvajes, la hija desnuda y pintada, jugando con cualquier cosa (que no sea un juguete) y yo haciendo reparaciones en bragas, como hacia mi padre.
el mejor momento del dia es la siesta: nos tumbamos en la cama y le cuento una historia.

hoy no podia ser otra que la historia de la resistencia en contra de la linea de Alta Velocidad en Val di Susa…

Habia una vez una valle muy bonita, situada en el norte de Italia, al confine con la Francia. Sus habitantes vivian tranquilamente, disfrutando la belleza de su entorno y la tranquilidad de las montañas que la rodeaban, viviendo en paz una vida de campo

Como nosotras, mamá?
Sí Nina, y mas… con animales también!
Y que animales? Muchos animales?
Pues creo vacas, gallinas, conejos…
Conejos también?
Sí amor, dejame seguir

Habia una grande amenaza que quitaba el sueño a la gente de la valle, ya desde el lejano 1988: politicos, administradores y otros personajes interesados a los movimientos de dinero conectados con las grandes obras publicas querian construir un tren de alta velocidad que conectara Italia con Francia.
Querian agujerear las montañas y torturar el paisaje construyendo un aparato grandioso, caro y finalmente inutil.
Despues de años de polemicas, oposiciones, maniobras y crimenes variados (entre los cuales nos acordamos, porqué algunas cosas no se pueden ni se deben olvidar, de los suicidios de Sole y Baleno dos anarquistas acusados junto a un tercero, Silvano Pelissero, de varias acciones de sabotaje nombradas con superficialidad por la prensa ecoterrorismo) llegamos a estos ultimos años, cuando las comunidades de la valle se han juntado en presidio permanente, decididas a no permitir la destrucción de su entorno y de sus vidas.

Que es un presidio?
Es cuando dejas todas tus cosas y te pones en un sitio donde no quieres que pase algo feo, y estas allí con tu cuerpo para impedir, por ejemplo, que entren en tu tierra unas excavadoras…
Como hacen los Barbapapá?
Sí amore, exactamente

Bueno, hoy ha llegado la policia a desmontar el presidio donde estaba toda aquella gente. Abuelos, madres, creaturas…

Y los animales también?
No amore, no creo que habian animales

Han tirado gases y pegado hostias – tampoco es la primera vez que lo hacen y la gente de allí no se ha desanimado. Quieren a su tierra y quieren resistir. No se van a rendir. Sabes como se dice?
La unica lucha que se pierde, es la que se abandona.


(y visto que ya duermes te cuento mañana la de David y Goliath, que entre muchas que conozco de la Biblia, es la que me gusta mas…)

3 thoughts on “No Tav – una historia italiana”

  1. in un luogo misterioso, no?

    mettici due video no tav tra una zozzeria e l’altra, che bisogna star bene nello spirito oltre che nel corpo!

    (io in sto momento non sto bene né nell’una né nell’altra, ma è un altro discorso, vah, fifona casta che non sono altro :P)

  2. ma pure il tino che parla pe primo mica me dispiace
    (so rancida, I know. lo dico? sí, lo dico: almeno una voce e un corpo di donna ce poteva stá – ma me pare de sta a rivendicá le quote rosa quindi lasciam perdere)

    vorrei essere lí domenica ma a sto giro sono su un’isola…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *